Vivir un sueño.

Una vez oí que los que sueñan mucho despiertos no están conformes con su vida.

No estoy conforme con mi vida.

“Desean estar donde imaginan estar, haciendo lo que hacen en su mente, estando con quiénes están en su propia ficción, haciendo cosas que no están haciendo en la realidad, inalcanzables o irrealizables a corto plazo”.

No estoy de acuerdo, en realidad. ¿O si?

Siempre he soñado despierto, a falta de tener sueños comunes a menudo por las noches. O peor, a falta de algo que sea real. Porque en los primeros tú eliges dónde, cuándo, por qué, cómo y con quiénes. Tú controlas tu universo. Eres dios. Es absolutamente fascinante como puedes dictar exactamente todo lo que querrías hacer en tu propia mente, y que eso actúe de sustituto de la realidad. Que te complazca, en cierto modo. Aunque supongo que también los hay a los que les provoca más sufrimiento. Supongo que hay un matiz entre sueño y añoranza. Entre sueño y sufrimiento. Y por supuesto entre SUEÑO y REALIDAD. El sueño es maravilloso; el sueño que reemplaza algo que has vivido y que lo necesitas de vuelta porque ya no lo tienes, insuficiente. El sueño es maravilloso, el sueño que te evoca recuerdos irrecuperables, pasados mejores y cosas que no se volverán a repetir, doloroso. El sueño es maravilloso, el sueño que te adelanta algo que no vas a tener pronto, desesperante.

El sueño juega con los recuerdos, con la imaginación, las expectativas, las suposiciones, la esperanza, la felicidad, la tristeza, el dolor, el amor… Teniendo en cuenta todo esto, creo que es hora de empezar a tomárselo un poco en serio. Y darnos cuenta que, aparte de alegría, puede dañarnos mucho. Es el motivo de decepciones, falsas expectativas, recuerdos malos que reviven una y otra vez… ya no hablo de sueños, hablo de pensamientos. Pensamientos buenos y malos. Pensamientos llenos de momentos pasados, presentes y posibles futuros. Un entresijo indescifrable de ideas que saldrá a la luz un día u otro y dependerá de tu estado de ánimo y de lo que necesites o añores en ese momento. Algo con lo que llenar tu mente, algo que no siempre es descifrable y que, por lo tanto, tienes que averiguar su significado. Un sueño despierto, o quizá un sueño normal, mientras duermes, y que no puedas controlar o venga dictado por las más enterradas -o quizá más presentes- necesidades, recuerdos, pensamientos, personas o cosas de tu mente. Quizá algo que te arrepientas de estar pensando o imaginando por lo estúpido que hasta a ti mismo te parece. Pero algo que al fin y al cabo deseas.

Al menos soy consciente de que algunos sueños despiertos los formo yo. Yo decido eso en mi mente, y eso me reconforta. Estoy conforme con mi vida porque sé cubrir esas necesidades con sueños, y sé muchas cosas más. Sé que algunas de esas cosas pasarán, o no,  o serán parecidas. Sé que no seré el yo de mis sueños más alocados o raramente geniales que produce mi mente el que esté en una realidad futura; al fin y al cabo, como dijo Freud, “cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco”.  No tengo exactamente miedo a que no sucedan, o a que no sean como yo quiero, porque en cierto modo ya lo sé. Sólo son un pequeño empujón, y todos necesitamos pequeños empujones de vez en cuando. El problema sería que esos sueños fueran mi realidad. Porque…

…en realidad, no quiero vivir un sueño. 

Me gustaría tener los conocimientos de Freud o alguna eminencia de los sueños para afrontar un poco más profundamente este tema, pero como siempre me quedaré en mi punto de vista personal. Puedo soñar con ser Freud, al fin y al cabo. O con tener una máquina del tiempo y de teletransporte. O… bueh~

No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo qué sería?

-Ramon de Campoamor

Anuncios

Una respuesta

  1. Nevermind.

    No consigo que se me ocurra nada que comentarte. Al menos, nada coherente.
    Pero te comento para decirte que no se me ocurre.
    (?).

    mayo 12, 2011 en 9:37 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s